Todos sabemos que para bajar de peso debemos comer menos de todo, pero a veces comer especialmente menos de algunos alimentos o nutrientes podría ayudarnos a conseguirlo.

El principal misterio radica en si debemos comer menos alimentos ricos en hidratos de carbono como el pan, la pasta, la fruta y los dulces o si por el contrario vale más la pena restringir las grasas, presentes en el aceite, los frutos secos, las frituras y la bollería rica en grasas saturadas.

Veamos lo que dice la ciencia sobre esto.

En el año 2003 se publicó en la revista más prestigiosa de la salud, la New England Journal of Medicine, un estudio1 realizado en 132 individuos con obesidad en los que se comparó el efecto de una dieta baja en hidratos de carbono (< 30g/día) frente a una hipocalórica (-500 kcal) baja en grasa (<30% de la energía total).

Curiosamente los individuos que siguieron la dieta baja en grasas perdieron menos peso (2 kg en 6 meses) a pesar de ingerir menos calorías y tuvieron más problemas para seguir la dieta en comparación con los que siguieron la dieta baja en hidratos de carbono. De hecho, éstos últimos, bajaron más de peso (6kg en 6 meses) a pesar de consumir las mismas calorías totales con la dieta.

A partir de estos resultados, el tema de debate de esa época dio un giro, pues hasta entonces casi todas las dietas de adelgazamiento se centraban en comer menos grasa.

En la actualidad, el debate aún no está cerrado y encontramos varias revisiones científicas que abordan la temática.

Por un lado, una revisión Cochrane del 20152 dice que consumir menos grasa con la dieta en adultos y niños que no buscan perder peso voluntariamente, supone una pérdida de peso corporal, aunque no indica ninguna proporción de la energía total que debe aportar dicho recorte.

Sin embargo, en 3 meta-análisis de la literatura científica los resultados no son muy satisfactorios para la dieta baja en grasas en comparación con la dieta baja en hidratos de carbono.

De hecho, el documento3 publicado en Plos One propone que las guías dietéticas deben considerar las dietas bajas en hidratos de carbono (-150g/día) como una alternativa efectiva y segura en el manejo del peso corporal en sobrepeso y obesidad.

Según los autores americanos4 de la revista Lancet Diabetes concluyen que la dieta baja en grasas no supone ningún efecto mayor en la pérdida de peso corporal que otras dietas y la dieta baja en hidratos de carbono consigue mejores resultados.

Por último, los autores noruegos5 publicaron un meta-análisis en 2016 que también apoya la dieta baja en hidratos de carbono, pero alerta de que además de ayudar a reducir el peso aumenta los niveles de colesterol malo, por lo que se debe seguir estudiando y monitorizar los resultados sanguíneos durante la realización de cualquier dieta.

¿Qué dieta elegimos entonces?

En base a estos resultados parece más probable que modificar el aporte de hidratos de carbono de la dieta sea una aproximación más acertada que reducir la grasa.

Sin embargo, a la hora de plantear una estrategia individualizada, tu dietista-nutricionista deberá trabajar con todas las herramientas posibles. Eso se traduce en que la dieta podrá estar reducida en hidratos de carbono, pero también en grasas, para adaptarla al aporte de energía que necesites.

En algunos casos recomendamos realizar un test genético para elegir la dieta más acertada según tu ADN.

El año pasado el estudio DIETFITS evaluó la asociación del ADN con la dieta baja en grasas y la dieta baja en carbohidratos. Te lo contamos en el próximo post de nuestro blog 😉

Bibliografía

1.        Samaha, F. F. et al. A Low-Carbohydrate as Compared with a Low-Fat Diet in Severe Obesity. N. Engl. J. Med. 348, 2074–2081 (2003).

2.        Hooper, L. et al. Effects of total fat intake on body weight. Cochrane Database of Systematic Reviews 2015, (2015).

3.        Sackner-Bernstein, J., Kanter, D. & Kaul, S. Dietary Intervention for Overweight and Obese Adults: Comparison of Low-Carbohydrate and Low-Fat Diets. A Meta-Analysis. (2015). doi:10.1371/journal.pone.0139817

4.        Tobias, D. K. et al. Effect of low-fat diet interventions versus other diet interventions on long-term weight change in adults: a systematic review and meta-analysis. lancet. Diabetes Endocrinol. 3, 968–79 (2015).

5.        Mansoor, N., Vinknes, K. J., Veierød, M. B. & Retterstøl, K. Effects of low-carbohydrate diets v. low-fat diets on body weight and cardiovascular risk factors: a meta-analysis of randomised controlled trials. (2015). doi:10.1017/S0007114515004699

Rocío Zamanillo Campos – Doctoralia.es

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email