Actualmente hay muchas personas que confunden la profesión sanitaria de un dietista-nutricionista con otros puestos de trabajo.

Como por ejemplo con la endocrinología, otras especialidades médicas (cirugía estética), medicinas alternativas, fitoterapeutas u homeópatas, comerciales de productos dietéticos o empresas del sector de los superalimentos y batidos.

Incluso, a menudo se confunde a los encargados de herboristerías con profesionales sanitarios especialistas en dietética y nutrición.

Sin embargo, al igual que no iríamos a una tienda de productos alimenticios a preguntar al dependiente si te conviene más una cirugía o un tratamiento de fisioterapia. Lo mismo debería ocurrir frente al consumo de cualquier alimento o producto (excepto un fármaco) que pretendamos consumir.

Esto es debido a que, tal y como un dietista-nutricionista colegiado te explicaría,

  • según tu historia clínica,
  • la evaluación de tu ingesta alimentaria,
  • tus hábitos de actividad física y
  • tus parámetros bioquímicos,

el consumo de un tipo de dieta o de un producto como pueda ser un batido, un suplemento o unas hierbas, podría tener unos efectos que no buscamos e incluso a menudo lo contrario de lo que pretendíamos encontrar.

Por eso, te animamos a consultar aunque sea telefónicamente, con un dietista-nutricionista sobre tu problema o enfermedad. En nuestro centro tienes varias opciones para hacer una primera aproximación:

  1. llamarnos al teléfono 680941813 y consultarnos sobre tu problema
  2. formular una pregunta en el portal de Doctoralia donde vamos dando respuesta progresivamente
  3. concertar una cita de valoración inicial por 20€ indicándolo en los comentarios

La diferencia fundamental de consultar a un dietista-nutricionista es que las respuestas, argumentos y tratamientos proceden de protocolos clínicos. Es lo mismo que cuando vas al médico, pero en este caso, sobre el tema exclusivo de nutrición.

Pero por si quieres saber más ventajas de acudir a un dietista-nutricionista, te dejamos varias a continuación:

  1. Los dietistas-nutricionistas han recibido formación reglada y homologada por el Estado Español: consulta la formación del equipo ADN.
  2. El dietista-nutricionista es el único profesional sanitario que puede ejercer para el diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades relacionadas con la nutrición.
  3. Ser atendido por un dietista-nutricionista te garantiza que los resultados han sido satisfactorios en muchísimos estudios científicos.
  4. Tras un tratamiento nutricional, habrás adquirido los conocimientos y estrategias necesarios No tendrás que acudir a otro lugar.
  5. Ahorrarás mucho dinero a largo plazo. Evitarás comprar productos innecesarios o consultas con otros profesionales no especializados en nutrición clínica.
Estamos encantados de poder decirte que de ahora en adelante tendrás este servicio en Mallorca.